Era imposible que no los vieran todos los vecinos del barrio con los gritos y gemidos que hacían los dos mientras estaban follando en pleno callejón. Imaginaron que en la oscuridad nadie podría quitarles una foto pero lo cierto es que la peli ya esta recorriendo los celulares de todos y darán bastante de que hablar aun.

Dejar un mensaje